Las encías son el tejido de la boca que protege y sujeta los dientes. ¿Quieres conocer los diversos problemas de encías que puedes sufrir y cómo combatirlo?

Enfermedades más comunes de las encías

La gingivitis, es la inflamación de las encías que están alrededor de las piezas dentales. Surge por la acumulación de restos de comida o placa dental entre los dientes. Y es consecuencia de una incorrecta higiene o cepillado. Esta placa se compone de bacterias que al acumularse se llama sarro.

Los síntomas son el sangrado de la encía durante el cepillado.  Una encía sangrante es señal de que está debilitada, pudiendo llegar a perder hueso y en algunos casos, la recesión de la misma.

La única forma de acabar con el sarro, es con una limpieza dental realizada por un periodoncista.

Otra de los problemas de encías más habituales, es la piorrea o la periodontitis que suele comenzar con una gingivitis que no ha sido tratada.

Esta enfermedad es provocada por la acumulación entre el diente y la encía de una bolsa periodontal, que penetrará hasta la raíz. Con el paso del tiempo, destruirá el hueso y todo el tejido circundante.  Las encías se aflojarán, ganarán movilidad y en el peor de los casos, se pueden perder piezas dentales.

Los síntomas son inflamación de encías, color rosado del tejido, sangrado y a veces dolor, especialmente en las zonas que van perdiendo tejido.

La consecuencia de este problema de encías es la mala higiene, un incorrecto cepillado y no acudir a las revisiones con el dentista.

Todo esto puede tratarse mediante limpiezas dentales profundas en la clínica dental que deberás realizar con mayor frecuencia. Se recomienda usar pastas de dientes, enjuagues específicos, y cepillos interdentales. Si tienes una óptima higiene bucal, y además, una alimentación libre de ácidos y alergénicos, conseguirás tener tus encías sanas y limpias.

Acude ya a tu clínica dental de confianza, y combate tus problemas de encías.